entrenamiento 

Lo más bonito de la vida es el proceso, no el resultado. En la interpretación, como en la vida, lo más bonito es disfrutar del camino que te lleva hacia esa obra o esa película. Aquí alguno de esos caminos.